El papel de la motivación en la realización de tareas en casa.

La situación actual nos ha llevado a replantear no sólo la práctica pedagógica sino a asumir la casa como sitio de trabajo y estudio cambiando incluso la dinámica familiar.

Exploremos entonces un poco sobre metas, confianza y hábitos, que son 3 componentes que pueden hacer más llevadera esta misión.

Los retos de hacer tareas con los chicos en casa. El papel de la motivación

Hoy estoy pensando en un cuento que en versión de Claudia Rueda se llama La Suerte de Ozu y me pregunto: esto es lo peor que puede pasar? En tiempos de cuarentena le ha correspondido a los padres de familia asumir el estudio en casa de nuestros estudiantes y para tranquilizarlos un poco acompañándolos en este momento les presento algunos aspectos a tener en cuenta y tips para que sea más amoroso y efectivo este proceso.

Vamos a dividir el post en tres Retos: Motivación, Emociones y Organización

Reto 1. Motivación 

Tip 1. Las metas. Para provocar en los chicos una disposición de trabajo plantee metas como familia, colóquela en un lugar visible, si son muy chicos pueden representarla a través de dibujos, tenerlo claro ayuda a los chicos a mantener el enfoque y sentirse acompañados en el proceso. Es posible también establecer objetivos de la semana o plantear antes de iniciar el trabajo el objetivo del día.

Tip 2. La confianza. Mantenga firme la confianza en los chicos y en su capacidad para lograr buenos resultados en este proceso y demuéstrelo a través de recordatorios en post – it, frases en positivo, o una expresión física de afecto

Tip 3. El ejemplo. Si señores, el ejemplo arrastra No se trata de solamente dar órdenes, asegúrese de que su hijo lo ve trabajando de buen ánimo en su trabajo, o realizando algunas otras actividades de casa que le requieran disciplina y dedicación

Tip 4. La disciplina y los hábitos. Deje claro que la motivación es clave pero que no todos los días estaremos motivados y allí hay que ejercitar el músculo de la voluntad y la disciplina. Enseñar a crear hábitos puede ser una tarea difícil en el momento de adquirirlos pero traerá grandes recompensas al incorporarlos .

Así las cosas se puede empezar como dice James Clear a instalar hábitos atómicos haciendo que sean comportamientos obvios, atractivos, sencillos y satisfactorios:

  • Obvios: Use la estrategia de intención de implementación, declarar: “yo haré  (conducta) a (hora) en (lugar)” o usar la estrategia de acumulación de hábitos: después de (hábito actual) haré ( nuevo hábito). De igual manera se hace necesario diseñar el ambiente  para volver evidente el hábito positivo.
  • Atractivos: Puedes crear rituales de motivación, es decir, hacer algo que disfruten mucho antes de iniciar el nuevo hábito o el más difícil.
  • Sencillos: Use la regla de los dos minutos, simplifica un hábito de manera que pueda hacerse en dos minutos, al sentir que se ha logrado esa primera parte el cerebro se pone en marcha para llegar a automatizarlo.

Satisfactorios: si bien nuestro cerebro está entrenado para la satisfacción inmediata, al instalar un hábito podemos dividirlo en pequeños pasos y entregar refuerzos positivos al cumplirlo, hasta que la misma actividad en si resulte tan motivante que provoque en sí misma esa satisfacción y por tanto se quiera repetir. Por ejemplo, hacer un álbum de fotos con las actividades terminadas del día puede motivar a hacer una cadena o un historial y al tiempo seguir motivados.

 

Recuerda que también puedes dejar tus preguntas y con gusto conversamos.