¿Qué es leer y para qué leemos?

 

Cuando un profe, una escuela y un padre de familia tienen claras estas preguntas leer no sólo tiene significado, sino que se pueden diseñar las estrategias, actividades, elecciones de recursos y ante todo la construcción de verdaderos lectores.

 

¿Qué es leer y para qué leemos? 

Hoy traigo aquí apartes del texto de mi conferencia realizada para el CERLALC y el Ministerio de Educación, porque si de algo estoy convencida es del gran poder que tiene la lectura y si contamos con una familia que la estimula, estamos un paso adelante en la formación de lectores

 

Qué es leer?  Básica pero no tan simple pregunta, aquí lo abordaremos porque creo que de la concepción de lectura que tenga usted como docente o promotor, o que tenga la familia (el padre como adulto lector y lo que significa la lectura en la educación de los hijos por ejemplo), depende el sentido que dará a la práctica o promoción de la lectura, la forma como la presente y las actividades que haga al rededor de ella.

 

Para mi, la lectura es un acto con sentido, pero leámoslo de 3 maneras

 

Leer es un acto consentido

Leer es un acto con sentido

Leer es un acto con sentidos

 

Ustedes se imaginan que una familia comprenda esto? Que incluso como profes lo viviéramos? Qué delicia sería formar lectores, porque los ambientes ofrecerían más estímulos y la actitud sería mejor.

 

¿Para qué leer?l Leer nos ayuda a aprender, nos abre la puerta al universo infinito del conocimiento y desarrolla nuestras habilidades cognitivas pero no es lo único. Sin embargo quiero hacer un paréntesis aquí para recordar que no se lee igual en todas las áreas y que uno de los grandes problemas que tenemos es que quieren leer literatura como si estuvieran leyendo un informativo, por ejemplo.

 

Ahora bien leer sirve para construir ciudadanía,  dando herramientas para la construcción de tu opinión, recursos para la participación, alimentando el aspecto crítico que te permite valorar y construir por tanto participar y aportar al desarrollo de la comunidad.  Pero, las prácticas de lectura en la escuela y en el hogar dan rienda suelta a esta parte? Se indaga sobre contextos?, se provoca después de leer la escucha, el intercambio de opiniones, el reconocimiento del otro o el análisis de conflictos?.

 

Y  además, leer nos sirve para construir la subjetividad y es desde ese carácter tan bello de lo estético de la literatura, la construcción de valores, el desarrollo como sujeto, la exploración de emociones.  Y aquí me quiero detener un momento para decirles que la lectura representa ese lugar seguro desde donde puedo tomar distancia y ver qué le pasa a otros (que también me puede estar pasando a mi), cómo lo resuelven, incluso preguntarme qué haría yo en su lugar y hasta ir tomando herramientas por si me llega a pasar, contribuye además a reelaborar algunos aspectos negativos de la realidad y a generar confianza en las palabras porque una sola palabra de amor, de valentía o de solidaridad nos puede sanar

 

El libro y la lectura se convierten en ese espacio en el que no estás solo, en un refugio y en un lugar para crecer.  Ustedes saben que mientras el cerebro reptiliano y el límbico según Paul Maclean están a toda cuando nacemos, el prefrontal que es el responsable de regular a los otros dos, se forma hasta los 20 a 22 años y entonces… quién ayuda con la educación emocional para regular las emociones? Indudablemente los adultos y una herramienta maravillosa son los cuentos y los juegos.  Entre la lectura y el juego puede haber mucha conexión según Joelle Turin ya que el niño empieza por jugar, así que, qué tal si los cuentos recrean algo de esos juegos que realiza en la vida real

 

Ahora bien, un buen libro permite además abrir la imaginación y pensamiento. La cantidad de interrogantes que provoca el relato da posibilidad expansiva y puede adentrarlo en temas más complejos. Pero además se vuelve una actividad creativa cuando escuchamos lo que leemos y cuando la imaginación lo ayuda a crear los mundos que está leyendo

 

Queda claro hasta aquí que tenemos una primera tarea: Repensar lo que pensábamos sobre la lectura y para qué leer con miras a enriquecer las estrategias que tenemos para promoverla y lograr que ésta sea un acto de amor, de aprendizaje y de felicidad para familias, chicos y adolescentes.

El poder de la organización para que la escuela en casa sea un éxito

Desde pequeños hemos escuchado hablar de hábitos de estudio, pero con el cambio de ambientes a uno con mayor cantidad de distractores y con una cantidad de información disponible, es necesario replantearlos o priorizarlos. Si quieres conocerlos y tener algunas herramientas para trabajarlos en casa te preparamos el siguiente artículo.

Los retos de hacer tareas con los chicos en casa

Reto 3. Organización

 

Hemos escuchado mucho sobre ambiente y hábitos de estudio, pero… cuáles nos funcionarían hoy? Aquí van mis tips (ojalá los lean con los chicos):

 

Tip 1. Mente sana en cuerpo sano: Recuerda que ya no estás de vacaciones, estás estudiando desde casa así que duerme las horas necesarias, come sano y trata de hacer meriendas más saludables, mantente hidratado y muévete ya sea con una rutina de ejercicios o simplemente realizando estiramientos. Todo esto ayudará a mantener tu concentración, sentir menos cansancio y tener un mejor estado de ánimo

 

Tip 2. Prepara tu lugar ideal. Elige un lugar en tu casa que esté bien iluminado, tranquilo y con espacio suficiente. Además, ten a mano los recursos que vas a necesitar, ya sea un computador, audífonos, cuaderno, lápices, diccionario, libros o cualquier otro elemento. Esto permitirá que puedas concentrarte en tus clases o tareas.

 

Tip 3. ¡Alístate tu! Trata de no estudiar en tu cama ni en pijama, así que  báñate, cámbiate, come y llega listo a tu jornada de clases o al inicio de tus tareas.

Para tener en cuenta:  Descubre cómo aprendes, si tu aprendizaje es visual, es  mejor que tomes apuntes, subrayes, hagas esquemas, dibujos o  uses post-it de colores. Si eres más auditivo, graba tu clase, vuelve a escucharla, o explícale a tus amigos lo que comprendiste. Y si eres kinestésico, realiza ejemplos prácticos, o por tu parte busca videos en youtube.

 

Tip 4. Aplica las 3 P: prioriza, planifica y participa.

Planifica tus horarios. Revisa cuáles serán las actividades pendientes de la semana y así arma tu horario, escribe las fechas de tus pendientes y así vas creando una organización diaria en la que además deben estar los descansos

Prioriza. Hay un dicho que reza “primero cómete el sapo” es decir, realiza primero esa actividad que a veces es pesada o la de la materia que menos te gusta y luego las más fáciles. O prioriza teniendo en cuenta si necesitarás ayuda o puedes realizar solo algunas actividades.

Participa. No se trata solamente de entregar tareas, si hay clases o encuentros, levanta la mano y pregunta. Así aclaras tus dudas y puedes avanzar y aprender mejor

 

Tip 5: Evita distracciones. El celular es una tentación permanente pero la fuerza de voluntad es tu escudo. Ponle pausa a netflix, desactiva notificaciones, respeta tu horario de estudio. Puedes dejar el celular fuera de tu alcance un rato y concéntrate en tus tareas o clases.

 

Tip 6. Mantén el contacto. Recuerda que la escuela ha establecido un calendario y tus maestros han organizado las actividades, entra al blog, entérate en los canales de WhatsApp, no entres en pánico si te falta alguna información simplemente solicítala, asiste a los encuentros programados, se respetuoso al dirigirte a los grupos y a todo el personal, ten en cuenta que todos estamos trabajando y aprendiendo. Y de otra parte, crea grupos con tus amigos para interactuar y para solicitar ayuda.

 

Tip 7. Saca lo mejor de esta experiencia. Todos estamos viviendo este cambio, pero juntos podemos lograr que sea una experiencia significativa, agradable y que saque nuestra mejor versión

 

Recuerda que también puedes dejar tus preguntas y con gusto conversamos.

Las emociones y el reto de hacer tareas en casa

Un factor que influye mucho en la disposición y desarrollo de la educación en casa es la regulación emocional y el desarrollo de competencias como la crítica, colaboración y creatividad, entre otras. Así que te entregaremos algunas herramientas para fortalecer y mejorar la educación emocional.

 

Los retos de hacer tareas con los chicos en casa

Reto 2. Las emociones

 

Al preguntarle a algunos padres de familia cómo ha sido la experiencia de estudiar con los chicos en casa las respuestas comunes son: “Hay días buenos y días malos” “ A veces no se qué hacer cuando mi hijo se desespera” “mi hijo está desmotivado y no quiere seguir” o simplemente “Ya no se que hacer, ojalá vuelvan pronto a la escuela”. Muchas veces estas expresiones se presentan ante la dificultad de reconocer y gestionar emociones, de aquí que se hace necesario que los padres puedan ayudar en este proceso, al tiempo que apliquen herramientas para contribuir a volver a estados de calma y motivación que ayuden a continuar con el desarrollo de sus actividades. Aquí les presento algunos tips.

Tip 1. Reconociendo emociones: Qué hay detrás de una rabieta, de la exigencia, de encerrarse o  de parecer indiferente a todo. En muchas ocasiones nos enfocamos en el síntoma pero no en su causa, dejando de lado que lo que puede estar evidenciando con su comportamiento es miedo de perder a alguien de su familia o angustia ante el exceso de información que escucha cada día.Tal vez experimenta culpa ya que se siente feliz por el logro obtenido en sus clases del día pero al escuchar en la casa que todo está difícil, que hay quejas permanentes, se siente mal por sentirse tan bien.

Tip 2. Manejo de rabietas y ansiedad. Si el chico presenta una rabieta, es aconsejable tener contacto visual preguntándole cómo se siente, qué siente, por qué cree que se siente así  y cómo cree que puede salir de ese estado. En ningún momento hacerlo sentir juzgado ni evitar que pueda expresar su emoción, hay que abstenerse de usar expresiones como: “ya vas de nuevo” “ no te creo” “otra vez lo mismo”

Si lo que se está presentando es un episodio de ansiedad ayúdelo a volver a la calma explicándole la situación, utilizando técnicas como mindfulness o simplemente ayudándolo a aprender a respirar, tenga en casa un rincón de la calma o una mesa de la paz en la que ubique un espejo, libro preferido o algo que le guste, la idea es dirigir su atención a otra actividad ayudándolo a calmarse

Tip 3. Manejo del lenguaje. Háblele al chico en positivo transmitiéndole calma, hablando claramente de las expectativas,  enfocándose en lo importante que es para la familia el hecho de que él cumpla con su parte al realizar sus actividades y protegiéndolos de la amenaza externa como el exceso de noticias falsas o alarmantes

Tip 4. Competencias a desarrollar en esta época: Ken Robinson en su libro Escuelas creativas propone las siguientes competencias que a mi consideración son básicas en ésta época en casa

-Curiosidad: Responda y procure que los chicos realicen preguntas y que la casa se convierta en un laboratorio de experimentación

-Creatividad: Generen en familia nuevas ideas, nuevas formas de divertirse, de comunicarse.

-Crítica: Ayude a los chicos a analizar la información que reciben, a argumentar, a confrontarla de manera que puedan ser más hábiles al tomar decisiones

-Comunicación: Es necesario generar espacios de diálogo, estableciendo pautas de comunicación claras en un ambiente de confianza

-Compasión: En estos tiempos es fundamental ponerse en el lugar del otro, entender su realidad e incluso ser compasivo y paciente con uno mismo

-Colaboración: Cree un entorno y actividades en las que todos aporten y reconozcan que son piezas fundamentales para que la familia siga saliendo adelante

Calma: Brinde todas las herramientas necesarias para que a pesar de los malos días, los chicos vuelvan a la calma.

Hoy les recomiendo dos libros: El pájaro del alma de Mijael Snunit y el monstruo de las emociones de Anna Llenas

 

 

Recuerda que también puedes dejar tus preguntas y con gusto conversamos.